5º Día: Malta

Hoy hemos ido a Marsaxlokk , desde primera hora llovía mucho, por ello que no pudimos disfrutar del paisaje de este precioso pueblo pesquero como nos hubiese gustado. Afortunadamente, y justo después de comernos una grandísima hamburguesa como almuerzo, el sol nos recompensó y salió al cielo maltés. Aprovechamos y estuvimos paseando por el Mercado viendo pescados autóctonos y dulces típicos del lugar hasta por la tarde.
Para poner la guinda al día, y ya entrada la tarde habíamos quedado con los compañeros malteses para jugar al fútbol, el partido acabó con victoria local. Después fuimos con ellos a la sala de juegos para pasar el resto de la tarde jugando al futbolín y al billar. ¡Lo hemos pasado genial con ellos! ¡Mañana volveremos a las clases!